Japón, Viaje 2016

Desde Rusia con calor

Pues sí, 29 gradazos en la madre patria del amigo Vladimir. Han sido unas 5 horas de vuelo que, la verdad, se nos han pasado más rápido de lo que pensábamos…y lo digo yo, que para mí los vuelos son como paseos por el inframundo. Aunque la verdadera fiesta empieza ahora, a las 19:00 sale el segundo avión hacia Tokio y apenas nos ha dado tiempo a estirar las piernas…pero bueno, mientras no inventen el teletransporte, es lo que nos queda.

En cuanto al viaje hasta Moscú, ha sido todo lo cómodo que puede ser ir en un autobús que vuela, aunque al menos hemos podido echar un sueñecín de vez en cuando.

A las 13:30 aproximadamente nos sirvieron el almuerzo y pese a lo que nos esperábamos, no ha estado mal. Hemos comido un pequeño plato de ensalada que llevaba algo de fiambre, lechuga, tomate y UN pepinillo (están caros los pepinillos en Rusia). De plato principal nos han dado pescado (según Aida, bacalao) con una salsa de tomate y guarnición de arroz con pasas que estaba muy rico. Finalmente para el postre, nos han servido un pequeño pastel de naranja que estaba bastante bien, aunque hubiese agradecido algo más fresco. Mención especial a la mantequilla de la Central Lechera Asturiana que nos dieron para…¿untar el pescado?. Os dejamos una foto del menú en cuestión:

image

Dejando las pijadas a parte, Aeroflot es una aerolínea que suele recibir bastantes críticas por los clientes españoles normalmente y si leéis algunas opiniones por internet, seguramente encontréis que la mayoría de la gente no suele recomendar esta compañía para viajes largos. Al fin y al cabo todo es cuestión de experiencias personales. En nuestro caso, es la segunda vez que volamos con Aeroflot y seguimos sin tener nada que objetar, salvo la comida, pero es que viajando en clase turista sabes a lo que te atienes y como hemos comentado un poco antes, en este punto no ha estado mal.

Nuestra recomendación es que busquéis el vuelo más barato, con escalas lo más cortas posibles y lo hagáis con cuanta más antelación, mejor. Está claro que la atención de la tripulación en Swiss no es la misma que en Air China, por poner un ejemplo, pero al final hay que pensar en el destino más que el medio y ser consciente de todo lo que te puedes ahorrar en un viaje así.

Nada más, cerramos el garito ya, que esto va a despegar de un momento a otro.

Próxima parada: Tokio!

Chau!

5 thoughts on “Desde Rusia con calor”

  1. Aida y Fon…. al final nos va a tener que gustar Japón sí o sí porque nos lo metéis tanto por la mente que ya casi le salen los ojos rasgados a uno

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.