Japón, Viaje 2014

Oro y bambú

Bueno, ya nos queda solo una semana de aventura nipona. La verdad que los primeros días han pasado bastante lentos, pero ahora parece que nos falta tiempo para hacer todo! Hoy hemos dedicado la mañana y parte de la tarde a un par de visitas imprescindibles en Kioto.

Como no era necesario madrugar demasiado, hemos aprovechado para dormir un poquito más de lo habitual, que nos sigue haciendo falta. En cuanto salimos del hotel nos recibió un buen chaparrón y como habíamos dejado el paraguas en la habitación, tuvimos que coger uno de los disponibles para los clientes. Con nuestro particular buen ojo, fuimos a escoger el que tenía una varilla rota y un par de hermosos agujeros que dejaban entrar agua de vez en cuando.

Repetimos desayuno en la cafetería Delifrance, donde tienen una bollería riquísima y en esta ocasión probamos una especie de rosquilla de leche de almendra que estaba para morirse. Ya desayunados, seguimos caminando bajo la lluvia hacia la estación de autobuses. En este caso nos tocaba visitar la zona norte de la ciudad para volver a admirar por segunda vez el precioso Pabellón Dorado, Kinkakuji.

Tras unos 45 minutos, más o menos, llegamos a la parada correspondiente que se encuentra a unos 100 m de la entrada al recinto del templo. La megafonía de los autobuses está muy bien pensada para extranjeros, ya que cuando se acercan las paradas en las que hay algún punto de interés o un posible transbordo, lo especifican en inglés para que no haya pérdida.

La buena noticia es que había dejado de llover, aunque de vez en cuando lo hacía levemente. La mala, es que estaba aquello llenísimo de gente, la mayoría extranjeros como nosotros. Este tipo de visitas se estropean un poco cuando se masifican, sobre todo después de haber estado en otros lugares en los que estábamos prácticamente solos o con muy pocos visitantes. Aún así, estos problemas desaparecen en cuanto puedes ver por fin el Pabellón Dorado. Es una construcción que impresiona siempre que la ves, no tiene nada que ver con el resto de edificios vistos en cualquier otro templo o santuario. Tiene la particularidad de estar recubierto de oro, haciendo honor a su nombre y está construido frente a un precioso estanque donde su imagen se refleja y le hace doblemente hermoso. Pudimos tomar unas cuantas fotos que contrastan bastante con las tomadas en 2012 bajo un cielo azul y un Sol abrasador, aún así, podéis ver lo increíble que es este pabellón.

imageimage

Es una de las visitas más cortas que existen en Kioto, aunque eso depende del tiempo que te puedas pasar embobado mirando al Kinkakuji, aún así, repito, totalmente imprescindible para quien se hospede en esta ciudad.

Salimos del recinto y nos dirigimos a una parada cercana para tomar el bus hacia nuestro siguiente destino, Arashiyama. En esta localidad, nuestro objetivo principal era visitar el bosque de bambú, aunque al poder accederse al mismo desde otro templo, aprovechamos la ocasión.

Antes de ponernos manos a la obra, como teníamos algo de hambre, decidimos buscar en uno de los numerosos puestos de la avenida principal de Arashiyama y finalmente nos decantamos por unas brochetas muy apetitosas. Los sabores elegidos fueron Queso y Pulpo con cebolla verde. Sobra decir que estaban riquísimas y la verdad que llenan bastante, así que con eso y un helado, a por el templo.

image

Este templo se llama Tenryu y se accede desde la misma avenida donde se encuentra la parada de autobús, por tanto es fácil encontrarlo. Lo más destacable son los jardines exteriores que posee, son una auténtica belleza. La visita es bastante cortita, pero al llegar al final se accede directamente al bosque de bambú.

imageimage

Caminar bajo éstas enormes plantas es una pasada, de repente, ocultan el Sol casi por completo y todo queda con una luz tenue, preciosa. No es un camino muy largo pero merece la pena una visita a Arashiyama para verlo. Una vez fuera del sendero, repusimos fuerzas con una riquísima Soda Ramune, que es una bebida gaseosa dulce bastante típica por aquí y nos dirigimos caminando a la estación de tren de la localidad para poder regresar a Kioto.

Tomamos nota de la tarde anterior, así que decidimos dedicarla a pasear, descubrir y si se daba la ocasión, comprar alguna cosa. Las galerías comerciales de Kioto son bestiales, no se ve dónde terminan las calles…mires donde mires, hay tiendas y más tiendas. A la hora de cenar, como somos leales, repetimos Curry en el CoCo Ichibanya, que nos encanta cosa mala.

image

Antes de regresar al hotel y como estaba abierto hasta las 22:00, aprovechamos para echar un vistazo en el Yodobashi Camera, un centro conercial de 5 plantas con mucha, muchísima electrónica, cámaras de fotos, vídeocámaras, relojes, coleccionismo….brutal. Aunque al final casi dedicamos más tiempo a la zona de los gashapons, que son las típicas maquinitas en las que te sale un premio en una bolita de plástico, pero a lo grande y con muchísimas distintas para elegir.

image

image

image

image

Después de sacar unas cuantas, nos volvimos al hotel a descansar, porque al día siguiente nos tocaba madrugar de nuevo para irnos a Koyasan, donde nos quedaremos una noche en un templo budista.

Saludos!

2 thoughts on “Oro y bambú”

  1. El templo dorado es sin duda precioso y mira, podréis comparar las fotos a la vuelta. Hay que decir que incluso lloviendo no desmerece en absoluto.
    Por dios!! Dejaos de tiendas frikis, que nos llegan los dientes al parqué… aunque claro, pa no ir a templos y tiendas friki… pa eso de vacaciones a Teruel!
    Buen día y mejor semana.

  2. uis creí que había comentado en esta entrada O_O?!!

    Me encanta la foto del templo de oro, es increíble, aunque lo que debe impresionar es el bosque de bambú, es un árbol que me cuesta un poco imaginar, ademas siempre que pienso en el se me viene a la cabeza la escena de ninjas peleando entre los “juncos” XD

    Las brochetas esas tienen que estar riquísimas, vienen rebozadas no? en panko o otra cosa??

    Bua! el Yodobashi Camera menuda pasada, menuda cantidad de maquinitas de Bolas O_O yo me vuelvo loca seguro XD DAMELO TODO!!!

Deja un comentario