Japón, Viaje 2012

Japón tecnológico

Esto empieza a terminarse y estamos intentando arañar cada hora del día para que se nos haga lo más largo posible. Hoy comenzamos la jornada repitiendo zona, ya que nos habían quedado cosillas sin ver la primera vez.

Como la hora del desayuno en el hotel ya se nos había pasado, decidimos desayunar de camino a la estación de metro. El olor a comida japonesa ya empezaba a salir de los restaurantes, pero nuestro estómago nos pedía otra cosa, así que en cuanto nos encontramos con un Mister Donut, no dudamos ni un segundo y nos metimos dentro.

Tras un desayuno alto en calorías, continuamos hasta la estación de metro de Suehirocho, para coger el tren hasta Ginza. El primer sitio que nos había faltado visitar era el Edificio Sony, el del acuario en el exterior, que por cierto allí seguía y por lo tanto me volvió a hervir la sangre…pero centrémonos!

El edificio tenía varias plantas y en ellas pudimos ver, tocar y probar todo tipo de productos de imagen y sonido de la marca japonesa, muchos de ellos ni habían salido al mercado. A destacar, unos auriculares que nos quedamos flipando de lo bien que se escuchaban y lo mucho que insonorizaban, cámaras de vídeo 3D, cámaras de fotos im-pre-sio-nan-tes, monitores 3D sin gafas, etc. Mención especial a unas gafas de realidad virtual, que pedes conectar por HDMI a un Blu-Ray, una consola, etc. con soporte para 3D y lógicamente en alta definición. No las hemos probado mucho, pero vamos, jugar a la consola con eso tiene que estar muy, muy bien, eso sí, con la luz apagada para que no entre claridad entre los huecos de las gafas. El precio es de unos 500 y pico euros, algo que me sorprendió porque la verdad me lo imaginaba bastante más caro.

Después de Sony tocaba Apple, así que nos dirigimos al edificio de la marca californiana de la manzanita. En la planta baja pudimos encontrar lo que puede ver cualquiera en la zona de Apple de un Media Markt, ya que esta marca tiene los productos que tiene y que todos conocemos. Esperábamos poder encontrar algo de información sobre iPhone 5 pero nada, hermetismo absoluto. En la segunda planta la cosa cambia, mogollón de accesorios para los diferentes dispositivos de Apple, la mitad ni sabíamos que existían. Nos llamó especialmente la atención un gadget para la cámara del iPhone que se coloca sobre la misma y con el que podemos sacar fotos con el efecto Ojo de Pez e incluso hacer fotos Macro, con una distancia de enfoque mínima. Nos la llevamos 🙂

La tercera y cuarta planta eran respectivamente una sala de conferencias, en la que ni nos molestamos a entrar, ya que no íbamos a entender ni papa y una especie de Bar-demostración, donde parecía que podías tomarte un café con los empleados mientras te contaban las bondades de sus productos…no sabemos si esto era así, simplemente nos lo pareció.

Apple terminado, así que nos fuimos a comer para después hacer una visita muy especial…fuimos a ver a…Godzilla!! Sabíamos que habían colocado una estatua en su honor por las calles de Ginza así que salimos en su busca para hacerle unas fotos. Es realmente una frikada ver esa estatua ahí, pero realmente es algo que de alguna manera les representa, es como la mascota del país.

Arrivederci Ginza, esperamos volver a verte alguna vez! Cogimos el tren hasta Shimbashi, desde donde podríamos montarnos en el Yurikamone, para llegar finalmente a la Odaiba.

Odaiba es una isla artificial que constituye una importante zona comercial y de ocio en Tokio y a la que se accede a través del puente Rainbow, en coche o bien en el tren Yurikamone antes mencionado. En esta isla se encuentran distintos objetivos turísticos como el edificio de Fuji TV, la réplica de la Estatua de la Libertad, la noria Daikanransha y nuestro objetivo principal: un robot Gundam de la serie anime del mismo nombre, con una altura de 18 metros y que fue construida en 2009 con motivo del 30 aniversario de la serie. Al final dejamos su visita para mañana…pero no os alarméis, ahora me explico.

Nada más posarnos del Yurikamone nos pilló la lluvia, así que corrimos hacia el primer centro comercial que teníamos a mano. Cosas del destino, en él encontramos cositas tan interesantes que nos pasamos la tarde entera allí. La primera de ellas fue el Trick Art Museum, un sitio que desconocíamos su existencia pero en el que nos animamos a entrar con un “¿Por qué no?” y nos lo pasamos genial. Se trata de un museo de ilusiones ópticas donde puedes hacerte fotos muy muy curiosas, os ponemos alguna en la entrada para que las juzguéis…nada es lo que parece! 😉

Seguimos avanzando por el centro comercial mientras fuera llovía a cántaros y nos topamos con una sala recreativa retro O_O….qué pasada! Super Mario Bros, Donkey Kong, Space Invaders, Pac Man, máquinas pinball… Un sitio increíble donde pude echar mi primera partida al Street Fighter, sí, al primero, el que nadie conoce porque todos empezamos jugando al dos XD. También echamos una partida en una máquina de Air Hockey en la que Aida me ganó, como siempre…

Salimos de la sala de juegos y seguimos recorriendo el centro comercial y…oh dios mío, es eso lo que creo que es? Sí! Joypolis! Un parque de atracciones de SEGA!! Había que entrar, era una oportunidad única, no pudimos dejarlo pasar. Decir que este sitio es increíble, nos lo pasamos como los indios.

Empezamos con una montaña rusa mezclada con un juego de disparos, seguida de un Halfpipe interactivo (Una “U” para patinar), proyecciones 3D, UFO catchers donde volvimos a sacar premio, atracciones de realidad virtual, multitud de juegos arcade, de baile, incluso en los baños había un juego interactivo que consistía en una especie de combate y al orinar sobre una diana aumentabas la potencia del ataque…si no lo veo no lo creo XD. En definitiva, un paraíso del disfrute al que no esperábamos ir y al que sin duda repetiríamos visita sin pensárnoslo dos veces.

Para cuando salimos de Joypolis ya casi no llovía, pero se nos había hecho tarde y teníamos miedo de perder nuestro último tren, así que mañana volveremos a Odaiba en nuestro penúltimo día japonés y esta vez sí, os prometemos Gundam!!

Un abrazo!!

4 thoughts on “Japón tecnológico”

  1. Que guai las fotos,la del tiburón y la copa muy chulas ,aprovechar al máximo que ya os queda poco,ya tenemos ganas de veros ,pero por otra parte nos da pena viendo lo bien que os lo estáis pasando,Un besazo

Deja un comentario