Japón, Viaje 2012

I think I’m turning japanese

Hoy es el día de cambiar de aires. Nos vamos a Kioto e Hiroshima durante 7 días anted de volver a Tokio a rematar la jugada.

A las 7 de la mañana cogimos el tren en Okachimachi hacia la estación de Tokio para volver a montarnos en el Shinkansen con rumbo Kioto. Sufrimos un poco para encontrar los vagones de No reservado, sobre todo por que el calor ya era implacable a esas horas de la mañana. Al final, hablando se entiende la gente y preguntando al revisor conseguimos llegar al vagón correspondiente para tomar asiento.

El viaje fue de unas dos horas y media y se nos hizo bastante corto y muy cómodo, con poca gente, mucho espacio entre asientos y muy buena temperatura. En un momento nos pareció ver el Monte Fuji por la ventanilla…estamos prácticamente seguros de que lo era, pero no pudimos hacer foto porque se veía desde el lado contrario y no era plan de incordiar.

Una cosa que nos llamó la atención, aunque a estas alturas no debería, es que cada vez que el revisor cruzaba el vagón, antes de pasar al siguiente, se daba la vuelta y hacía una reverencia a los pasajeros. En España, ni me daban los buenos días 🙁

Llegamos a nuestro destino y la torre de Kioto nos saludó imponente nada más cruzar las puertas de la estación. Esta ciudad tiene muy buena pinta, estoy seguro de que nos va a encantar. El hotel esta bastante cerca de la estación, no pudimos escoger un sitio mejor, además la chica de la recepción nos recibió con un inglés que viendo a lo que estamos acostumbrados por aquí, nos sonaba a castellano XD. Total, que nos entendimos a la primera y a la perfección. Como no podíamos hacer uso de la habitación hasta las 15:00, decidimos dejar la maleta e irnos a ver templos.

La primera parada fue Tofukuji, un entorno mucho más rural de lo que estamos acostumbrados y con muchísimo encanto, donde visitamos el templo del mismo nombre. Llegamos en 10 minutos caminando hasta la puerta del templo, que es la puerta Zen más antigua de todas. Poco más que añadir que no cuenten las fotos…precioso, como siempre.

Volvimos a la estación para tomar el tren que nos llevaría a Inari, donde visitaríamos el Fushimi-Inari, un santuario espectacular, que muchos reconoceréis en las fotos, por aparecer en la película de Memorias de una Geisha. Su principal atracción son sus numerosos Tori (hay miles), que trazan el camino a lo largo de toda la colina donde se ubica el templo, una auténtica preciosidad. Pasamos buena parte de la mañana en este lugar y es que es una maravilla, una visita más que obligada en este país.

Una vez terminada la visita a este fantástico lugar y tras pasar un calor increíble como cada día, decidimos regresar a Kioto para conocer nuestra habitación, refrescarnos y descansar un poco. Comentar que durante el viaje en tren, pudimos ver por la ventana las oficinas de Nintendo 🙂

La habitación es pequeñita pero muy confortable y es algo más moderna que la del Hotel Edoya, aunque sigue siendo de estilo japonés, algo que agradecemos, ya que nos estamos volviendo adictos al futón…y ya tenemos alguna idea para cuando cambiemos nuestra habitación 😉

Una vez entras en la recepción, tienes a tu disposición varias zapatillas para utilizar por el edificio, ya que hay que descalzarse para entrar, costumbre que nos encanta. También tienen unas chanclas con suela de madera para utilizar si quieres salir fuera, por ejemplo a utilizar la lavandería. La verdad que estamos encantados con el hotel, con el servicio y con la zona…todo está saliendo a pedir de boca.

Ya descansados, salimos a dar una vuelta y entramos en un centro comercial al que habíamos echado el ojo cuando llegamos por la mañana, el Kyoto-Yodobashi, con unas cuantas plantas dedicadas a TV, Videojuegos, Figuras, Cámaras de fotos (en mi vida he visto tal variedad), Ropa, etc. También había una zona llena de máquinas de “gashapons”, que vienen ser las máquinas de bolas de plástico con regalitos sorpresa. Yo me pillé uno de Gundam y Aida un Silvanian en miniatura.

Se acercaba la hora de la cena y comenzamos a buscar un sitio que nos convenciese. De repente, nos encontramos un bar en cuyo escaparate había algo que parecía paella, luego algo que parecía una tortilla de patata y finalmente una botella de vino Rioja! Un restaurante español! Nos hizo tanta gracia que tuvimos que entrar, aunque fuese a modo de críticos gastronómicos. A continuación detallamos una lista de lo que pedimos y a lo que realmente sabía:

• Patatas Ali-oli (Potatoes Aioli) = Ensaladilla Rusa

• Patatas Bravas (Potatoes Bravas) = Patatas deluxe como las del McDonalds con una salsa picante, pero no era brava

• Pulpo a la gallega (Galician Octopus) = Pulpo a la gallega frío

• Calamares a la romana (Roman style Squid) = Calamares a la romana, tal cual.

Ojo, todas las tapas estaban muy ricas aunque no se correspondiesen con sus homónimas hispanas, por lo que comimos muy bien. Nos hizo especial gracia ver a las señoras japos ahí todas pijitas tomando su vino blanco de “El Coto” o a los hombres de negocios con su jarra de Cruzcampo (6€ una Cruzcampo O_O) Como curiosidad ha estado genial.

Ya de vuelta al Hotel, nos vimos sorprendidos por un espectáculo de luces y agua en la propia estación de Kyoto, una forma mágica de terminar una gran jornada. Mañana nos espera la isla de Miyajima, Japón en todo su esplendor y toda su belleza.

Nos vemos allí!

Por cierto, no lo había comentado hasta ahora, pero la razón por la que ponemos todas las fotos al final en lugar de intercalarlas con el texto es porque lo hacemos desde el teléfono móvil y no nos lo permite. Pero bueno, como ninguno habéis protestado, doy por hecho que os gusta ver todas las fotos del tirón (la ordenación es cosa de blogger y nunca la entenderé XD)

Un abrazo!

5 thoughts on “I think I’m turning japanese”

  1. Espectacular como todos los dias,me esta gustando esto a mi del japon,por cierto ayer fuimos a la mezquita y habia un grupo de japoneses y como no nos acordamos de vosotros jeje ,besitos

  2. Estas fotos me han encantado. Japón pide reflex, amigo.
    Seguid disfrutando así, que vuestra cara en la última foto lo dice todo. じゃね、また! Mata ne!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.