Japón, Viaje 2012

1 de 2. El Hotel de Tokio

Muy buenas a todos, hoy es nuestro segundo día en Japón y antes de que se nos olvide vamos a comentaros un poco cómo es el Hotel, para después seguir con el asunto.

Es un hotel de 5 estrellas…digo de 5 plantas XD, (la nuestra es la tercera), muy acogedor y con un servicio muy bueno. Nada más llegar, el recepcionista nos atendió rápidamente y nos entendimos con él sin tan siquiera hablar, muy majo.

La habitación es muy pequeña pero es suficiente…ya que no la utilizamos mucho realmente. Al entrar ya vimos el cartelito en el suelo de “Por favor, quítese los zapatos aquí”, costumbre bien conocida en este país. Así que te dejan unas zapatillas por si no quieres andar descalzo….pero creedme, después de un día caminando de aquí para allá con este calor, no hay cosa más placentera que caminar descalzo y recostarse sobre el futón…

Ah sí, el futón!!…no es por quedar bien, pero es la cosa más cómoda para dormir que he podido probar. Quizá mi opinión esté condicionada porque ya es hora de que cambiemos de cochón de casa, pero bueno… XD. No sé, notas cómo se te recoloca la espalda y la cabeza queda perfectamente apoyada en la almohada, una almohada dura que no sé de qué está rellena, pero no son plumas.

El baño está partido en tres. Por un lado, hay un lavamanos en el propio recibidor de la habitación, con espejo, secador, etc. Luego tenemos una habitación para la ducha, o mejor dicho, la propia habitación es una ducha – bañera, con una zona para ducharte de pie y una bañerita cuadrada para estar sentado y asearte. Por último tenemos la habitación del retrete donde hay…pues eso, un retrete, porque cabe poco más. Para que os hagáis una idea de lo ínfimo del espacio, si tienes que ir a “liberar a Willy”, “hacer de vientre”, como lo llaméis, y te reclinas hacia delante, pareces un judío rezando en el muro de las lamentaciones.

Además la habitación cuenta con aire acondicionado, hilo musical (muy raro), nevera y televisión. Esta última la pusimos una vez y no había más que concursos inentendibles…ah! Y Rambo en japonés. Otro detalle muy bueno, es el juego de té que nos dejaron en la mesa y unos yukata para estar más cómodos. Ya nos haremos una foto para que veáis qué bien nos sientan 😉

Esta mañana bajamos a eso de las 8 a tomar nuestro primer desayuno al restaurante del Hotel (se sirve de 7 a 9). Nada más entrar, dejas el tiquet del desayuno (nos los dan a diario en recepción) en una bandeja que hay a la entrada y ya puedes empezar a servirte. La verdad es que podría entrar a comer cualquiera, ya que solamente están las cocineras y no hay mucho control sobre los tiquets. La comida es variada, hay arroz, tortilla, setas, pescado, salchichas, tostadas…pudiendo acompañarlo con zumo o café. Bueno…café…definitivamente no saben hacer café!! Esto ye agua negra! nun sabe a ná, chabal! Ta más aguao que el agua…pero bueno, con bastante azúcar puede tomarse.

Poco más que contar, así que dejo unas fotos para que podáis ver cómo son más o menos las instalaciones. Las voy subiendo en veces, que todas a la vez no me permite 😉 así que id actualizando de vez en cuando.

Un saludo!

5 thoughts on “1 de 2. El Hotel de Tokio”

Deja un comentario