Road Trip USA, Viaje 2017

Día 3 – Warner Bros Studio Tour Hollywood, paseo de la fama y Beverly Hills

Amanece en la ciudad de Los Ángeles. Solamente llevamos un día aquí y ¡cómo nos está gustando este lugar! El ambiente, la temperatura, esa estampa con sus calles repletas de palmeras que le dan esa personalidad tan característica… Aunque volveremos durante el tramo final del viaje, la verdad es que nos hubiese encantado quedarnos unos cuantos días más por aquí.

Para el día de hoy teníamos prevista una visita bastante especial y es que teníamos reservadas un par de entradas para el Warner Bros Studio Tour Hollywood. Así que, como viene siendo habitual, madrugamos y nos fuimos a desayunar a un Starbucks al que teníamos echado el ojo y que estaba a solo dos minutos del hotel.

Con la demanda de azúcar y cafeína cubiertas, nos pusimos rumbo a los estudios Warner, donde nos esperaba nuestro guía para el tour, el carismático Bob. Lo primero que haces nada más llegar es pasar a una pequeña sala de cine donde te muestran un vídeo sobre los estudios y acerca de la historia del cine en general.

Tened en cuenta que no entraré a fondo a explicar cada tramo de la visita, porque es algo que se debe descubrir y disfrutar en primera persona, perdiendo gran parte de la esencia si te lo cuentan.

Una vez finalizado el vídeo, pasamos al cochecito/bus/tren con el que recorreríamos gran parte del recinto durante el tour. En cuanto Bob, nuestro guía, entró en acción, rápidamente nos dimos cuenta de la suerte que tuvimos. Y es que, según nos habían comentado, se trata del guía en español preferido de todo el tour. Con sus chistes, bailes e imitaciones, no pudimos parar de reir durante todo el trayecto. No queremos pensar cómo hubiese sido la visita con un anfitrión distinto, la verdad.

Tras recorrer varios escenarios de rodaje, en su mayor parte de las series de televisión Pretty Little Liars y Gilmore Girls (llevaba ambas recién vistas desde España, por lo que me moló aún más), también visitamos algún set de rodaje activo, como el de Big Bang Theory (prohibido hacer fotos).

Cerca del final de la visita, nos llevaron a una de las naves donde estaban expuestos los vehículos originales utilizados en varias de las películas de Batman.

Nos despedimos de nuestro querido Bob con un americano apretón de manos y una americana propina, merecidísima, al haber conseguido que esta visita fuese aún más especial si cabe. Pero aún quedaba el plato fuerte de la visita, visitar parte del set de rodaje original de la mítica serie Friends. Allí se encuentra mágicamente intacto el Central Perk, la famosa cafetería donde pudimos sentarnos en el televisivo sofá, un pequeño sueño hecho realidad.

No podíamos terminar el tour sin visitar la tienda de souvenirs. Aquí me volví completamente loca, no era capaz de decidirme por una u otra cosa…lo quería todo! Finalmente nos compramos un par de camisetas, unos bols de desayuno y un imán, todo de Friends, pero creedme, me hubiese llevado la tienda entera.

Terminada la visita, marcamos en el GPS nuestro siguiente destino, que era un restaurante que llevábamos bien anotado desde que comenzamos a preparar la guía del viaje. Un local llamado Pink´s, donde pudimos degustar los perritos calientes más ricos que hayamos probado nunca. Nosotros nos pedimos un chili cheese dog y un bacon chili cheese dog, acompañados de unas patatas holee-molee (chips con queso cheedar y guacamole). Para beber nos animamos a probar una Crush de naranja (bebida ya extinta en España). Si estáis por la zona, os recomendamos que hagáis una parada aquí para comer.

Antes de ir a Hollywood, nos dirigimos a una zona de Los Ángeles donde hay varias paredes de arte urbano. Hacía tiempo que habíamos visto varias fotos por internet y nos molaron un montón. Así que tras varias fotos y un paseo por la zona, pusimos rumbo al siguiente punto del día.

Llegamos al paseo de la fama y la tranquilidad de las calles de Los Ángeles se había acabado, pasando a estar todo llenísimo de gente. No pasamos demasiado tiempo en esta zona, la verdad. Nos centramos básicamente en lo que viene siendo la zona principal (o más famosa), es decir, justo delante de Dolby y el Chinese Theatre. Eso sí, en cuanto te sales de la calle más transitada, el resto tiene un aspecto de abandono y decadencia total que no nos convenció mucho. Aún así, merece la pena pegarle una visita.

Es entretenido ir caminando buscando estrellas de tus famosos preferidos. A mi me hizo especial ilusión encontrarme la de los Backstreet Boys.

También, delante del Chinese Theatre podéis encontrar las huellas de pies y manos de números estrellas de Hollywood.

Ahora tocaba un cambio de aires, pasamos de la decadente zona del paseo de la fama (o parte de éste), a las lujosas calles de Beverly Hills. Allí nos acercamos al Beverly Hills Park y como no, a la famosa calle Two Rodeo Drive y al famoso Beverly Wilshire Hotel (ambos salen en la película Pretty Woman).

Todos los puntos del día: parkings, varios restaurantes, los murales, etc, los tenéis marcados en los mapas de Google que creamos para nuestro viaje. Os los dejamos aquí.

Derrotados de tanta caminata, pusimos rumbo al hotel. Nos acercamos al supermercado Randy´s que teníamos justo al lado donde compramos unos burritos que calentamos en el microondas del hotel. Y así terminaba el día de hoy, nos acostamos pronto, ya que al día siguiente nos esperaba una larga jornada en carretera, unas 8 horas de coche sin contar las paradas nos llevarían por la ruta 66 hasta Williams, pero esa es otra historia que os contaremos en otra ocasión.

Deja un comentario